martes, 9 de octubre de 2007

Giro la llave y el calor penetra en mis sentidos, derrochándose por mis adentros y subiendo hasta mis mejillas donde rompe en una imperceptible sonrisa.
Perfecto, no hay nadie.
Doy un paso y parece que el peso de mi espalda se hace más doloroso, así que suspiro largamente y cierro la puerta para que el frío que me ha venido acompañando no entre y haga explotar la cálida burbuja.
Este frío helado que frecuenta la ciudad me sienta verdaderamente bien.
Recorro el pasillo en penumbra sin accionar el interruptor de la luz y me guío por el instinto y la prudencia de mis manos que palpan el estucado, aun habiendo recorrido aquel camino innumerables veces.
Ya estoy. Ya estoy.
El silencio se va adueñando de mis inquietudes y cada golpe de respiración me deja en calma. Es una sensación atrayente esa de sentirse parte del entorno, sin más. Tomo asiento en el borde de la cama y observo la silueta difuminada que me devuelve el espejo.
Y cómo la luz que se cuela por mi persiana se refleja en él y me brinda sombras fantasmagóricas que me acompañan.
Me deshago de cargar y suspiro de nuevo. De nuevo. Abro la ventana y el frío vuelve a recorrerme con su gélida garra, adueñándose de mi alma. De mi cuerpo. Entrecierro los ojos y observo mi pedacito de mundo.
Me siento afortunada por poder charlar conmigo misma en palabras mudas.
Me desvisto en silencio mientras el calor y el frío se mezclan arañándome la piel que va quedando, poco a poco, desnuda. Pongo en orden el día que me queda y me preparo.
Puedo sentir que ya se acaba.
Y, en efecto, oigo la cerradura que chilla de nuevo.
La puerta se abre y la burbuja explota sin salpicar a nadie, excepto a mi paz.

Sonrío, a mi pesar.
Me acaricio la nariz y me pongo en marcha. Vamos allá.

El tic tac me supera. Y las palabras amenazantes.


Y dejo de notar el sabor del viento debajo de mi paladar.

3 comentarios:

Yuki Ashura dijo...

¿Problemas dentro de tu familia?

=S No sé si es pura fantasía creada a partir de la nada, o situaciones cotidianas plasmadas en letras.

Tampoco quiero ver fantasmas donde no los hay.


~ Me ha recordado a los pasos que sigo por la ma�ana. Quizás algo alterados, pero similares. Incluso el abrir la ventana =P

Para ventilar el cuarto! xD

Esta noche dormí con un pijama de invierno cerrado, y he ido al instituto con un (otro) vestido de tirantes. Porque yo lo valgo.

El tiempo está loco.

Acaso, estamos todos locos.


Este finde me voy a mi pueblo, perdóname si no aparezco, pues.

Cuidate, guapa! =}

Ñah, y sé feliz.

El viajero solitario dijo...

Ya hacia tiempo que no dejaba comentario por aquí, aunque eso si, visito diariamente este blog, para poder leer esos textos, esos sueños, que deja Dena en su desván, para que, los que cada noche nos sentamos a su puerta para visitarlo, podamos verlos.

No entrare mucho a comentar el texto, porque igual el coment ocupaba demasiado y, de todos modos, que decir que no haya dicho ya sobre como escribes,;)

Dejando de lado un poco el blog...

A ver si mñana te dejan ir a Doble V!!!! y hasta tarde, eh,jeje

Venga Dena, nos vemos en el msn, o en el concierto,jeje

Besos, Arklen

coubert dijo...

Quizá hablemos antes de que leas esto, quizá no.
Por tanto, lo dejo aquí como muestra de que paso asiduamente para leer tus palabras susurrantes.

Hoy curiosamente me desperté pensando en susurros. Tuve un sueño de estos que estremecen, no por lo macabro o por el miedo que puedan crearnos. Sino por la Inquietud. En mayúscula.
Esa sensación de que tu estómago está expectante, de que un nudo inevitable se cierne sobre tu garganta, la espera.

Buf. Para contrarrestar tu paz, mi agonía. Pero no puedo elevar ni una miserable queja: hoy tuve un día maravillosamente agotador. Y conseguí mi objetivo "académico" que ya conoces.
No a los pelos alisados, pero sí a las personas del otro lado de río, las de contracorriente.
Conocí a un par. Será interesante, ya lo creo.

=)

Tengo una noticia que sé que te gustará, aunque no te afecte directamente. Me la reservo hasta que hablemos.

Corto aquí, ando escasa de tiempo y nado en cansancio. Me gusta el suspense, aunque en ocasiones las cosas que nos guardamos suelen ser absurdas o sólo cobran significado para nosotros mismos... O los apasionados delirantes que nos entienden xD
Te dejaré que juzgues por ti misma, pues.

Sigue en tu burbuja. Es tuya. Y deja que yo luche contra el Tic-tac, es algo que se me da bien.

Un susurro para ti.