viernes, 14 de diciembre de 2007

Que en momentos como éste me da por hacer listas. Necesito hacer listas, vacíar mi mente.
Que creo que es mi mente queriendo huir lo que me provoca este martilleante dolor de cabeza. Dolor lleno de acero sin fundir, punzante.
Que ha sido la tarde más horrible que recuerdo en mucho tiempo.
Que me he sentido totalmente inútil y no hay sensación que más odie. Cada vuelta de reloj me ha desgarrado la piel del alma, lo sé. Cada movimiento nervioso me recordaba que estaba perdiendo el tiempo. Que sí hay sensación que más odie que sentirme inútil. Y es ésta.
Que no le veo salida. Que, ahora mismo, no me veo salida.
Que, por lo menos, las lágrimas han sido benévolas y están acudiendo a mí. Me saben dulces. Muy dulces.
Que no tengo ni hambre ni ganas.
Que no sé qué hago escuchando estas canciones. Creí haberlas perdido. Pero por lo que se ve mi memoria se encargó de guardarlas con celo.
Que hoy tiritaba y no de frío. De rabia. De impotencia.
Que necesito urgentemente un abrazo. Pero ya. Y sé que ahora no va a llegar.
Que no sé por qué mi cabeza está girando hacia la derecha todo el rato y me quedo mirando el suelo como si esperara a aquel duende que me esconde las cosas saliendo de debajo de la baldosa. Pero vestido de verde no, por favor. No me gusta demasiado el verde.
Que tartamudearán tus sentidos.
Que la tos ha vuelto a arremeter. Y mañana será la banda sonora de mi estudio de Química.
Que sigo sin poder soñar. Bloqueada. Totalmente bloqueada.
Que me quema la fente pero más me queman las entrañas. No sé si cerrar los ojos para verme por dentro.
Que no sé por qué lo hago, pero lo hago.
Que echo de menos saber lo que es la libertad. Me siento como una marioneta, cuyos hilos están rodeando mi cuerpo, amordazándome. Que quiero que termine ya. Por favor. Y que alguien me dé un abrazo.
Que quiero partirme en mil pedazos lo suficientemente pequeños para pasar desapercibido. En el límite, de nuevo. Y eso que hoy no es Domingo.
Que mañana leeré esto y no pensaré que exagero. Porque poco a poco me voy conociendo y permitiéndome según qué cosas. Porque sé que soy la persona que va a estar conmigo el resto de mi vida me odie o no. Desvaríe o no.
Que recuerdo cierta temporada no hace mucho en la que el gris era color gobernante. En la que escribía cosas que supuraban dolor y recuerdos. Que gracias a uno de esos días ahora puedo decir gracias muchas veces. Y sonreír en medio de un examen.
Que ya me voy calmando. Las palabras siempre son un bálsamo, como las de los vientos de Bécquer.
Que la dulzura no deja de precipitarse por mis mejillas. Pero no llegan a los labios.
Que creo que debería parar pero no quiero. Hoy no.
Que, a veces, a la tormenta, aunque sea tormenta, también le gustaría sentir que los demás la ven hermosa. Aunque ella sea más que eso, sólo a veces le gustaría.
Que "estoy tísica perdida".
Que vuelvo a buscar caricias, sonrisas, corazones y llantos.
Que creo que voy a parar ya.
Que ahora mismo quiero cerrar y tirar la llave. Pero lejos, a poder ser.

5 comentarios:

Yuki Ashura dijo...

Si la guardas siempre podrás enmendar el pasado.

Aunque resulte inverosímil...


A fin de cuentas, muchas cosas de las que hacemos en el presente, enmenda, en gran parte, el pasado.

Y nos salvan de un futuro devastador =D


=*

Yonseca dijo...

Sertirse inutil es un sentimiento estúpido, pero que hace daño. Yo también lo he sufrido.
Guardate el momento en un cajoncico. Con el tiempo te reirás de él, y con un poco de suerte sabrás como evitarlo la proxima vez.

Cuitate. Y no dejes que los malos ratos de afecten.

Soñadora Empedernida dijo...

Parece que el señor Yonseca por fin se decidió a comentar.


Gracias :)

Lluvia de Irrealidades dijo...

Shhh.

A veces es mejor dejar las palabras [ya sean dulces, agrias, bálsamos, armas, sonrisas, o tristezas] para otro momento.

Ohlalá para ti, compañera.



:*

Yoahnn dijo...

Alguien me dijo que nunca dijera algo menos elocuente que el silencio y quiza en el estado de shock en el que me encuentro abrumado ante tantos sentimientos no tan lejanos en mi experiencia como quisiera prefiero decir simplemente que me alegro de que me comentras, porque me encanta como escribes y si no te molesta pasare basatnte a menudo por aqui para leerte ^^

Un besin!