sábado, 19 de enero de 2008

-Dime que suba. Y te juro que subo.

Le contestó el viento, corriendo vertiginoso a su alrededor, levantando los cabellos de ella y encogiéndole el corazón a él con ese frío que se le colaba en las entrañas cuando ella lo miraba. La contempló mientras la chica dirigía sus ojos al horizonte, tal vezluchando con las rudas lágrimas que amenazaban con plantarle una revolución allí mismo. Ambos bebieron del silencio hasta que ella, entre roturas de sus cuerdas vocales, volvió a romperlo.

-Dímelo...

A su alrededor, todo era caos. Personas que corrían de un lado a otro, manos agitándose, sonrisas melancólicas, gritos alegres pero devastadores, recuerdos que no cabían en las maletas. Pasados que se quedaban allí, quizás a las puertas de un futuro que vendría mordiendo para después lamer las heridas entre agua y sal. ¿Cómo iban a saberlo? Hoy estaban allí, pero mañana... Mañana podría ser una princesa soñando plácidamente o un monstruo que aguardara escondiendo las garras.

Y, sin embargo, ambos se sentían como en una foto en blanco y negro. Detenidos, condenados a permanecer allí por siempre. Y, es que, en parte, iban a estar retratados el resto de los días que le quedaran a sus memorias. Allí, en blanco y negro. Ya no se oían los gritos de Pasajeros al tren; faltaba poco para que su traqueteo característico agitara los nervios de todos los que se acomodaban dentro. Y ella seguía bajo la mirada de él, apretando sus manos contra la pared del frío vagón, como si así pudiera retenerlo. Seguía diciéndole con los ojos que se lo pidiera, pues sus dudas no tardarían ni una milésima de segundo en disiparse, lo mismo que saltar al vagón y abrazarse a él.

Pero no hubo respuesta, aparte del tren poniéndose en marcha y la ligera visión de algún pañuelo agitándose que se le antojaba a años luz. No hubo respuesta. Y el tren ya se iba. Se iba... No pudo mirarlo más y agachó la cabeza mientras se iba sintiendo minúscula. Él la observó hasta que no fue más que un punto difuso en la lejanía, aunque seguía palpando la visión de su rostro en mil pedazos. Hasta que desapareció en la distancia pero no en sus pensamientos.

-Ven aquí, conmigo.

La respuesta llegó tarde, tan tarde que ni el viento pudo recogerla y llevársela a ella. Tuvo que conformarse con las faldas de su vestido bailando al son de su presencia, así como que le secara las lágrimas que iban por fuera. Las de dentro no iban a poder secarse, no después de permanecer en ese andén. En blanco y negro.

10 comentarios:

Gregor Kinah dijo...

Por favor, dímelo...
dime que es mentira lo que me dijo mi maestra de lengua.
Dice que todo buen escritor [como la presente buena escritora] escribe siempre que está triste. Yo para variar con mi talante le dije que nanai. ¿Sabes? Me encanta rechazarlo todo en un principio
"El cielo es bonito"
"Mentira"
Porque así el otro siempre se esforzará en describirlo de manera que me convezca, aunque ya estuviera convencido...=)
Me dijo que es sencillo. Si uno está feliz, por muy feliz que fuera...
Que no, que no insistas. Que si estoy feliz puedo escribir algo alegre.
Siiii...pero si estás feliz siempre vas a contar tus anécdotas directamente, o vas a decir: Me lo estoy pasando de puta madre.
Y coges y te vas a pasártelo de puta madre..
Cierto es...muy cierto Eleniya.
Dímelo, dime que no es así.
¿Sabes? Quizás el viento no le llevara esas palabras, pero ella bien que las podría haber imaginado.
Ahí está la magia. En creer. Y lo que no se cree, se sabe. (= !
La magia está en nosotros. Encuéntrala.
O que te ayuden a ello.
Te buh.
Estoy sudando como un cerdo tanto basket...no pude dar un achuchon de tu parte, hoy se canceló todo. ¡Que te vaia bien mi hipopotama-mofletuda particular!

Yuki Ashura dijo...

Hay preguntas que siempre surgen en determinadas ocasiones, siempre, y sin embargo se evaporan como exasperadas en fugaces segundos. No sé por qué.

Sin embargo, hoy una se quedó conmigo y ésta va para ti.

¿No te desequilibra emocionalmente escribir cosas tan tristes?

No sé si la formulé correctamente, o si transmití lo que pretendía, pero creo que se sobreentendió la intención. Tú ya me entiendes.


5/5

saudade dijo...

es una belleza
lo que escribes, cómo lo escribes, cómo suena...

un beso fuerte (:

Pedro dijo...

Me dejaste un comenatario sobre la publicidad subliminal, y al final escribiste que esperabas que no me hubiera molestado, era para decirte que todo lo contrario,me agradece que te hayas parado a ller lo escrito y que aparte mes escribieras tu opinio, gracies !

Por cierto, bonito blog :)

Yuki Ashura dijo...

Sí, lo echaba de menos =P El MSN empieza a no ser tan amigo mío como me gustaría... Es que no siento cómoda en él. Pero es lo que me queda, porque mi enemigo mortal es algo llamado teléfono. Je.


Algunas personas escriben cosas tristes cuando están tristes porque, aunque no expresen problemas concernientes a sí mismas, es un extraño modo de desahogarse. Yo lo he intentado alguna vez, pero no me daría el tiempo. Fracasé.

Sencillamente, cuando tengo emociones muy fuertes contenidas dentro, escribo. No sé por qué, supongo que intento distraerme porque no soy capaz de retenerlas más tiempo y no me gusta desfasar.


He ahí el motivo de que tarde tanto en esribir en el blog. E incluso el fotolog. Aunque este último es un lugar para recaudar comentarios (<3) y hacer fotos.


Ñañaña.


Qué es cañaja? O_O Qué pillada xD


Hoy me iré a dormir temprano. No, de hecho, me voy ya.


Buenas noches, linda =***

Migui19 dijo...

Hola. Me ha gustado mucho tu blog aunque me han hecho falta muchos minutos para recorrer todos los rincones ^^. Me parece que escribes muy bien, quizas temas un poco tristes, quizas no... pero sin duda muy bien.

Voy a firmar porque me gustaria pediros opinion, a ti y a el que quiera, sobre un tema de el que tenemos algunas dudas en mi blog.

Aquí os dejo el enlace y gracias por haberme leido:

http://migui19.blogspot.com/2008/01/carpe-diem.html

P.D: la gran parte de el texto está
en valenciano pero el problema surgio dentro de los comentarios y este está en castellano... por si no sois de habla valenciana.

cruk dijo...

Las exclamaciones son míos, ahí está la razón, siempre descolocados.

¿A qué viene eso de que me hago mayor? Segunda vez que lo escribes.
Ya me lo diras...
Mis escritos evolucionan, parece que dejan la melancolía y la tristeza, pero no, no es así; pongo los primeros que me salen, depende de las epocas en las que esté.

Como hago siempre, comento a los que me comentan.

Este texto no me ha parecido pesado (no es peloteo). Solo puedo decir eso, acabo de venir del entrenamiento y no tengo muchas ganas de explayarme en explicaciones de estilo. Así que, como mucha gente hace, bonito, muy bonito.
Siempre llenando tus textos de detalles que los hacen exquisitos, cuando no los hacen pesados. En este sucede lo primero.


Solo eso.

J. L. Maldonado dijo...

Buena narrativa y grata lectura.
Saludos.

Angeldust dijo...

Me ha impactado.
De verdad. Me ha hecho un nudo en la garganta.
Tus textos normalmente lo consiguen, pero este lo ha hecho de manera especial.

Se agradece que no dejes de escribir, querida Pipi.
Se agradece muchisimo

^-^

Ronald Cano dijo...

Lindo blog!!! La poesía recorre cada grieta de tu silencio. Bueno un poco de fotos. Un saludo de Colombia.