viernes, 23 de enero de 2009

Me gustan los momentos robados a la tarde programada. Despreocuparme de quitarme la ropa y quedarme inmóvil en la cama mientras el olor dulzón del incienso se apodera de la habitación. Me siento un poquito libre entonces y voy metiéndome poco a poco bajo las sábanas abandonándome a un maravilloso estupor. Tanto es así que me despierto alarmada al rato preguntándome si era viernes y llegaba tarde a clase porque me había quedado dormida o, si por el contrario, era sábado y podía dormir mucho más.

Pero no, sigue siendo jueves, con la tarde relamiéndose porque hoy todavía es joven. Con la forma de los sueños desconocidos todavía dibujada en los labios, bailando en la tranquilidad de mis pupilas. Desafiando a la rutina de la tarde mordiéndola bien con los dientes, a pesar de que parezca una minucia.

Y yo que me he visto nacer mil veces mientras la persiana bajada impedía la entrada al sol y abrazando la almohada me doy cuenta de que por mucha oscuridad que haya hay una luz que siempre viene conmigo. Si quiere, claro está, si está dispuesta a sonreír un instante, el instante suficiente para recargar de energía mi vitalidad perdida.

5 comentarios:

R dijo...

El incienso relaja, a mí la gente se me queja porque dice que mi habitación huele a iglesia, va, a mí me gusta.

Bueno, hoy es viernes, otra razón más para sonreír ^^
Disfruta del día, Brempita.

Un beso, y no huyas de la luz, aunque la oscuridad de vez en cuado, está bien.

ALBA dijo...

"Pero no, sigue siendo jueves, con la tarde relamiéndose porque hoy todavía es joven. Con la forma de los sueños desconocidos todavía dibujada en los labios, bailando en la tranquilidad de mis pupilas. Desafiando a la rutina de la tarde mordiéndola bien con los dientes, a pesar de que parezca una minucia."

FASCINANTE!
unbeso

sRta. roCk&roLL dijo...

me encanta tu blog.
te sigo vale? pasate!
:) besoos

remolino multicolor dijo...

te he nominado como uno de mis blogs favoritos,espero que te guste mi regalito^^
Un remolino multicolor para tí
besitos

Yonseca dijo...

Ojalá todos los días fuesen viernes o sábado. Sería un placer, de verdad.


Jugasteis bien el domingo pasado :)
A ver si puedo ir a veros algún día más.


Un abrazo, Soñadora.