martes, 1 de diciembre de 2009

Digamos que tú y yo nos llevamos bien. Porque nos llevamos bien, ¿verdad? Nos llevamos mejor en otros tiempos, pero eso todavía no ha pasado. ¿No crees? Sonríes, no sonrías, que hablo en serio. ¿No te parecería que podríamos pasarlo bien, tú y yo, un ratito? Como en los viejos tiempos... ¿Te acuerdas? Nada más que un rato de piel y de calor del que nos hace falta. Porque a ti te hace falta, ¿no? Por qué sonríes... Me gusta tu sonrisa, porque sonríes sin impedir que se te noten las arrugas. Aunque la mejor sonrisa era la que ponías por las mayores tonterías. ¿Aún las pones? Como cuando atrapabas con la cuchara la bolsita de té y la dejabas escapar de golpe, y el agua se teñía de color pardo. Sonreías entonces. Pero a lo que iba... ¿No nos lo pasamos bien? Hablando, haciéndonos rabiar y eso. Nos llevamos bien. Podríamos emplearlo, y ya que nuestros cuerpos se conocen dialogar otra vez. Una vez más. Es que me parece divertido. ¿No? Ay, como cuando te tropezabas con el bajo del edredón. Sí, claro, sin sentimientos. Diversión, ya te lo he dicho. Bueno, uno sí que habría, ya me perdonarás. La mentira. Mentir porque aún te quiero y me muero por contemplarte desnuda. Como cuando...

4 comentarios:

Anónima dijo...

Por fin puedo volver a leerte ^^
Es como una señal que dice "stop! relájese y disfrute del viaje", aunque quizá suene un poco yonqui todo eso, pero no, estoy cuerda :)


Cuidate grandezuela! (já!)

LiZ dijo...

bonito y natural.
Sigo viéndolo todo encajado en una trama mayor, como piezas sueltas de un puzle.
Ánimo

Andrew dijo...

te echo de menos =) pero no hay quien te debilite a tí para que te dignes a dar señales de vida. Se te perdona porque estarás de exámenes finales, como van?

Soñadora Empedernida dijo...

Uno y seré libre :) Aunque este finde es el salón del cómic. Ya sabes... cientos de personas jugandoa a magic ¬¬