martes, 20 de abril de 2010

Dicen que las grandes catástrofes ya no vienen solas. Que siempre hay acontecimientos que se suceden y que nos suceden, acabando con toda la vida que pudiera haberse escapado de la catástrofe madre.


<<-Somos criaturas maravillosas. Ninguna otra especie es capaz de sentir culpa o remordimiento, y aunque a veces se ve como un inconveniente, a mí me parece fascinante. ¿Cuándo hemos visto a un animal hablar con su actual pareja antes de lanzarse al cuello de un nuevo anhelo para que el corazón del otro pueda ser reconstruido? ¿Cuándo?


>>Cuando comenzaba a hablarme así, a mí me entraba miedo. Yo era muy pequeña entonces, y me gustaban sus historias, pero nunca las creía, y había veces que me asustaban sus conclusiones radicales. Toda esa palabrería de la humanidad… ¿Qué importancia tenía? Luego proseguía, llegando siempre a la misma conclusión:


>>-Y, sin embargo, nos estamos echando a perder. Nos echamos a perder, estrellita, y no nos damos cuenta…


>>Me llamaba estrellita porque decía que en mis ojos anidaba una luz extraña, una luz que acabaría guiando a aquellos que se encontraran perdidos. A ella le gustaba pensar que yo sería capaz de arreglar este desaguisado. Yo pensaba que estaba loca, que una hora a la semana en su compañía era suficiente para cumplir con la familia, y que todos esos disparates le venían de serie… Pero ella creía en mí. Solamente creía en mí. Fue una de las últimas personas en las que conocí esa magia. Mi abuela me quería, y en parte por ella estoy hoy aquí. >>


-Disculpe, pero ya están aquí.

-¿Eh? Ah, sí… -. Dejó de teclear al momento, mientras se frotaba la dolorida frente y se ponía las gafas. – Hazles pasar, por favor.

5 comentarios:

Nada mas importa dijo...

Que hermosoooooooooooo!!!
Siempre me encanta leerte, porque en esta especie de cuentos, siempre encuentro muchisimo de realidad, que , a veces se parece demasiado a la mia...o a otras de personas que conozco...

Increible texto, y me encanta lo que haces!

Besos!

Rorschach dijo...

Dedicado a los yayos que tanto nos han dado, y por los cuales somos lo que somos...

Xy dijo...

Las catástrofes no paran de sucederse, no, no vienen solas, y hay veces que no nos afectan a nosotros...

... otras sin embargo sí. Mi última catástrofe se llama 2º. Es una catástrofe, no una excusa, lo sé... pero bueno, sabes a lo que me refiero. O eso espero, vamos.

Veo que sigue llegándome lo que publicas, aunque sea de forma indirecta, y no me he olvidado de tí, Pipi.

Me encanta Cosamañana, un beso!

... Y lo siento, son demasiados años, y la confianza da mucho asco a veces.

Soñadora Empedernida dijo...

Rorschach, gracias por pasarte. Por entenderme :)




Xy... Qué sorpresa. Te echo de menos, y lo sabes. Y deja de culparte tanto, este año está siendo duro, y eso añadido a que no soy amiga del Tuenti... Enfin. Pero estás aquí, no? Algo es algo :) Existe la posibilidad de que este junio vuelva a Valencia... Ya te contaré.

Anónimo dijo...

Espero que así sea =)
Sabes que? hoy voy a acabar de las malditas integrales hasta un punto que no voy a nombrar...

si te pasas tú por el msn pégame un toque, sabes que siempre estoy escondido debajo de ese no conectado.
5 semanas, puf, y se convertirá en chocapic ^^