sábado, 8 de mayo de 2010

-¿Qué estudias?
-¿Perdón?
-Que qué estás estudiando, porque te he visto salir de aquí.

Le digo que hoy me toca estudiar a Kant y su razón práctica, y confiesa entre dientes que no tiene mucha idea de filosofía.

-Yo hasta hace dos años tampoco, eh. Pero ya me tocaba...

Me he sentado en su banco sin darme cuenta de que había otra persona allí. Por eso ahora me fijo en su cara y se me antoja un desconocido en el que se puede confiar. Una tontería viniendo de mí, ya que siempre me palpita adentro la desconfianza. No sé muy bien por qué, le digo que me he sentado porque quería estar sola, pero no lo estoy echando, y creo que me comprende.

-¿Necesitas más tiempo para estar sola? No te asustes, lo digo porque te veo a menudo por aquí y hasta cuando hay gente contigo pareces ausente.
-Deberías darme miedo ahora mismo...
-No pareces asustada.

Tiene razón. Ni siquiera tengo miedo. Llevo unos días en los que los sentimientos desfilan delante de mis ojos sin penetrarme de verdad. O unas semanas, unos meses... no lo sé. Sólo entiendo que esta resignación me está dejando fuera de juego, y que ya no concibo un día sin mi rostro serio. Se lo hago saber por eso de la extraña conexión que sientes con alguien que no conoces cuando le cuentas tus cosas más íntimas, tal vez porque sabes que, si te juzga, probablemente no lo va a hacer acertadamente.

-También estoy nerviosa, porque pronto actúa mi grupo de teatro, y es la última vez. Y, no sé, tengo un mal presentimiento.
-Así que eres actriz, ¿eh?
-Algo así.
-¿Y os lleváis bien?
-¿Entre nosotros? Hay de todo, la verdad. A ratos. Hace poco uno nos echó en cara a los demás que no habíamos movido un dedo, y me molestó bastante, porque ha sido un año muy difícil, ¿sabes? Bueno, como todos los que estén como yo, supongo. Y me he intentado esforzar por llevar todo bien, pero... No sé. No sé si todos los que están como yo se sentirán así.
-¿Así? ¿Cómo?
-Vacíos.

Le invito a venir a vernos el viernes que viene, señalándole con el dedo que es enfrente, que está cerca si vive por aquí. Me dice que le gustaría venir, y que espera que no se le vaya de la cabeza, que si lo vuelvo a ver esta semana se lo recuerde. Yo asiento, y me dispongo a irme, pero parece que se le han quedado bailando en los ojos mis palabras de antes.

-¿No te satisface tu vida? ¿Por eso te sientes vacía?

Me sorprendo. Qué pregunta más rara. Pero me hace reflexionar.

-No, no creo que sea eso... O sea, no es eso. Pero siento como si ya no supiera retener lo que antes retenía, ¿sabes cómo te digo? Soy como un maniquí. Estoy echando por la borda relaciones, conversaciones, silencios, todo lo que parece que nunca importa. Pero importa y mucho. Más que estudiar.
-¿De veras?
-Claro... Y ahora me tengo que ir, ya sabes.
-¿Adónde?
-A estudiar.

4 comentarios:

Damned dijo...

Así que la última vez... ¿eh? Te entiendo. O al menos, un poco. El año que viene será nuestra última vez.
Aún no me he hecho a la idea de que dentro de dos años ya no volvamos a reunirnos los de siempre, ya no volvamos a representar una obra de Olga... Me apena, y por ello lo haŕe lo mejor que pueda. Incluso aunque tenga un papel insignificante.

Así que... mucha mierda :) ¡Esfuérzate al máximo! Saca lo mejor de ti ahí arriba, en el escenario :)

mrs.Ontherocks dijo...

Normalmente "discuto" con mis padres porque últimamente me parece que todo, la vida, la realidad, está al margen de los libros. Que el mundo no se concentra ni se decide en estudiar, aunque a veces me lo tengo que recordar a mí misma. Por eso creo que te entiendo, un poco :) o al menos rozo la superficie ^^'

Por cierto, siempre tengo la duda, la historia es verdadera o el diálogo es una "excusa"? ^^

Y mucha suerte el viernes, yo supongo que asomaré la naricilla por ahí y estoy segura de que me gustará mucho salga como salga.

Ah, y ánimo :)

Un besazo ^^

Rorschach dijo...

Curiosa historia, nose si sera real o como dicen por ahi arriba una excusa inventada para expresar lo que sentias mientras escribias...

Estudiar...

Estudiar para ser calificado por unos valores arbitrarios impuestos por una persona o grupo de personas que te evaluan segun sus conocimientos.

Sabes, las cosas que mas he tenido afan en conocer las he aprendido para luego no ser calificado por ellas... Estudia y se calificada por ello, aprende de veras lo que quieras que de verdad ocupe un sitio en tu cabeza

Quiero expresar esto, se que lo entenderas: He abarcado los tres aspectos que existen en lo que considero lo mas importantes de mi vida, el primero y mas esencial, que me llenaba, durante años me senti fuera de donde estaba , no me sentia a la altura de los demas, ayer, me di cuenta, que no era eso, no tuve oportunidad de demostrarlo, ahora la persona que me apartaba en ese sentido quiere volver a contar conmigo, se ha dado cuenta de que puedo estar en ese proyecto, el siguiente aspecto que conoci era el de controlador, la persona a la que mas respeto hay que tener en mi mundo, craso error, pocos son los que son capaces de reconocer sus errores y te lo atribuyen a ti, estuve a punto de dejar los otros aspectos por este, en las ultimas semanas me he dado cuenta de que formaba parte de un sistema infecto, no volvere a formar parte de el, el tercer aspecto y que mas alegrias me ha dado este año es aquel que tambien mas me enfada, me enerva, me saca de mis casillas, pero no puedo vivir sin el...

Esos tres aspectos, se dan gracias a la persona que he nombrado antes, una persona casi sin estudios, que la sociedad considera uno mas, y que yo considero la persona mas sabia junto con otra que ya no esta a mi lado...


Se que no tiene mucho que ver, pero me apetecia contarselo a alguien... y tu siempre escuchas ^^!

thanist dijo...

"Estoy echando por la borda relaciones, conversaciones, silencios, todo lo que parece que nunca importa. Pero importa y mucho. Más que estudiar."


Perdona si me siento identificada :)