sábado, 22 de mayo de 2010

retrasado, da.

(Del part. de retrasar).

1. adj. Dicho de una persona, de una planta o de un animal: Que no ha llegado al desarrollo normal de su edad.

2. adj. Dicho de una persona: Que no tiene el desarrollo mental corriente. U. t. c. s


Permitidme, si no es mucha molestia, corregiros. Cuando algo se os revuelve adentro y decidís que sois los mejores justicieros sobre la faz de la tierra. Y los justicieros hacen justicia, y por ello os ensuciáis la lengua con el insulto fácil.

Hoy lo he visto claro. En la biblioteca, mi nuevo hábitat natural, ha entrado un chico con pasos felices, sonrisa infantil. Y al verlo han surgido las bromas, las risas, las caras de susto cuando se dirigía a gente que conocía y éstos se mofaban en su rostro. Luego ha venido su hermano, al que todos los inteligentes conocían, y nadie se ha atrevido a sonreír con superioridad. He podido sentir la protección que emanaba del hermano menor, que sin quererlo se convirtió en hermano mayor cuando tuvo que cuidarlo, y me he sentido profundamente avergonzada por todos ellos. Aunque en el fondo sé que es porque no saben lo que se siente.

Luego, a diario, me quedo exhausta de observar cómo decenas de personas que en ocasiones perturban mi alrededor se sienten justicieros con la palabra retrasado en la boca, a modo de insulto. Esta sociedad de eufemismos en exceso ha provocado que el adjetivo se convirtiera en algo peyorátivo, pero en sus inicios solamente describía una condición con la que se nace, generalmente, y que marca una vida y todas las vidas en las que repercute.

Yo que sé lo que es, que lo contemplo todos los días, con su rutina establecida, su eterna estancia en el país de Nunca Jamás (porque envejecen sólo por fuera), su alegría de niño. Sus ojos de niño. Los ojos de mi tío. Yo, que sé lo que es, que lo vivo, y que escucho mil veces el insulto en diferentes ámbitos, quiero un minuto de atención.


Porque es deplorable que, haciendo uso del insulto, coloquen al mismo nivel de las bocas inteligentes que lo dicen a mi tío y al chaval de la biblioteca. Porque estoy segura de que los últimos son, muchas veces, mucho más honrados y más sinceros con ellos mismos y con los demás que todos los demás humanos de la Tierra.

7 comentarios:

Nada mas importa dijo...

últimamente hay un cierto apego a utilizar esas palabras como si fuera algo normal, y no lo soporto.
Cada vez mas se dividen "los inteligentes", del resto y solo se burlan y eso es una mierda...

Se convive a diario con situaciobnes como esas y francamente las considero inaceptables.


Besos!

Mr. Taylor dijo...

La verdad es que a mi todo ese tipo de situaciones me hacen ver la estupidez latente en los supuestos "inteligentes" al creerse superiores y con derecho (un derecho completamente ficticio) a reirse de los que consideran inferiores, cuando tal vez deberían plantearse que no son superiores, sino tontos, por no darse la oportunidad de conocer una forma de ver la vida que muy probablemente enriquezca la suya.

Damned dijo...

Sé de una pareja de hermanos exactamente igual que la que has descrito. Pero en su caso, el "retrasado" poco a poco se ha visto acogido por la sociedad, que le ha acabado aceptando.
Tiene amigos y amigas que le quieren y le ven como a uno más, y me alegra verle por la calle, de vez en cuando, junto a mucha gente :)
Y sé que parte de ese mérito lo tiene el hermano pequeño, pues siempre le ha apoyado y ha estado a su lado.

Pero por supuesto esto es sólo un caso, puede haber otros muchos donde las cosas no vayan tan bien. A veces podemos llegar a ser tan desconsiderados...

Saludos :)

Euforia dijo...

La gente a veces es más que estúpida. Deberías conocer a alguno de mis compañeros... se ríen de todo lo que ven, sin darse cuenta de que hacen daño.
Siento lo de tu tío. A partir de ahora cada vez que oiga esa palabra me acordaré de ti, de tu historia. :)

Un beso enorme!

Rorschach dijo...

Continuamente, lo veo, y me siento apenado, al pensar, que yo a veces, al sentirme crispado o enervado por mi impaciencia ante tales personas, he caido en ese juego, en el juego de la superioridad, creer, que ellos no son seres humanos, que no merecen un lugar en la sociedad, me duele, me duele recordar las veces que me he comportado como tal...

Yonseca dijo...

Soñadora:

Entre las buenas noticias puedo destacarte que he aprobado el año entero de filsofía, y lo que me quedaba de matemáticas.

Entre las malas, que me temo que no nos veremos en Selectividad. Al menos en junio.

Pero aún así, quería darte las gracias. Por recordarme que en cuanto a estudios, "nunca se sabe". :)

Porque en Septiembre, lo que sí sé es que pienso sacarme el bachiller.

¡Y luego lo que sea!

Nos vemos. Gracias de nuevo.

P.D.: Terminé hace un par de semanas, tal vez por eso igual no me ves en la biblio.

Sam dijo...

Aquellos que se rien de quienes creen inferiores son los que verdaderamente no tienen un desarrollo mental corriente