martes, 27 de julio de 2010

Después de soñar contigo, por fin voy a ir a visitarte. Aunque no sirva de mucho esa visión a ciegas. No... Él no viene, esta vez tampoco. Sí, ella sí, porque ella sigue siendo poesía.

Gracias.

2 comentarios:

Nada mas importa dijo...

Muy bello...

Besos!

Sam dijo...

No deja de impresionarme cómo te expresas! Dices tanto con poco que escribas!!