lunes, 19 de julio de 2010

Voy a dejar mi vida aquí. Me joda lo que me joda, es lo que va a pasar si lo pienso; ya no será mi vida, sólo destellos de lo que fue, mezclados con la actual, en la gran capital, con tanta contaminación.

En mis dieciocho años he dudado muchísimo en lo que hacer cuando acabara el instituto, y al fin se abrió una luz y noté mis ojos llenos de ganas cuando pensaba en estudiar cine. Pero el cine es caro, al menos estudiarlo, y elegí la carrera pública que más se acercaba: Comunicación Audiovisual. La pena es que estaba en Madrid, en Zaragoza, aquí, solamente en la privada. Entonces me di cuenta de que no hay que estudiar para hacer lo que quieres, al menos no del todo. Lo que hay que hacer es poder pagarlo.

Después de muchos dolores de corazón supe que si quería hacer lo que de verdad me gustaba tenía que marcharme. Y de verdad creo que esta decisión es de las más dolorosas que he tomado nunca. Sé que arriesgo y que pierdo mucho aquí, aunque soy consciente de que ganaré mucho allí también. De todas formas, a todos nos costó adaptarnos pero al final parece que la idea cuajó.

Entonces comenzó mi búsqueda de becas, trabajo y trabajillos que me dieran dinero para no hipotecar a mis padres al irme. Parecía que todo estaba hablado, que nos habíamos hecho a la idea y a un día de que salgan las listas para ver si estoy admitida allí... Resulta que me voy no porque quiera estudiar lo que hay allí, sino porque soy una hija egoísta que lo único que quiere es irse de casa.

Con la de lágrimas que me ha costado hacerme a la idea de que me voy a marchar, esto es lo último que esperaba. Me ha partido en dos y no sé... No sé ya lo que soy.

3 comentarios:

Rorschach dijo...

Eso es lo que piensas, o lo que te hacen pensar, sabes lo que pienso, que no debes dejar que nada ni nadie perturbe tu mente, tu alma o lo que quiera que seamos al fondo del todo, al final del todo, somos unos seres egoistas y hacemos las cosas porque lo deseamos, y porque queremos, aunque las hagamos por el bien de los demas o del nuestro, si quieres irte a estudiar a la gran capital, a la ciudad de los cielos, o a donde jesucristo perdio la alpargata, hazlo y no pienses en mas, es tu vida y de nadie mas, y si te llaman egoista, pues seras una egoista feliz porque hiziste lo que te gustaba y te llenaba.

Perdon por este basurero, pero a estas horas no me pidas mas ^^

Damned dijo...

Para todos es difícil algo así, para ti es muy difícil, porque eres tú la que se va y la que lo deja todo, pero para ellos también, de nuevo porque eres tú la que te vas.
Igual 18 años no han sido suficientes para ellos, pero en realidad ellos desearían tenerte cerca toda la vida.
Y saben que no va a ser posible.
Tú no te rindas, haz lo que creas que tienes que hacer, ellos acabarán entendiéndolo.
Un abrazo :)

Anónimo dijo...

Te vas para hacer realidad un sueño y para ser feliz.
Si eso es ser egoista de acuerdo, lo eres.
Pero ellos no saben lo egoistas e injustos que son al hacerte creer eso.

Sé feliz, pequeña. Hazlo por mí y por todos los que creemos en tí :)

M.