jueves, 19 de agosto de 2010

Es que te falte algo, a pesar de que sabes que lo tienes siempre y que acabas de dejarlo. Es sentir en tu piel algo distinto pero del mismo nombre, un cosquilleo que quema en las yemas de los dedos cuando te roza. Es hacer todos los días lo mismo, pero seguir estando lejos de la rutina; cuando es rutina y te la quitan, lo agradeces, esto, sin embargo, te falta en silencio si desparece. Aunque no desaparece del todo, sino que solamente se vaporiza unos días y te lo trae el viento, en cada vez que suspiras. Él está conmigo. Es su olor, su voz, sus sentidos que son los míos, sus ojos que chispean en la memoria, el calor, las ganas.

Echarlo de menos aún hoy... Hoy, hoy mismo, como la primera vez que me marché y nos separamos. Eso sigue siendo magia.

3 comentarios:

Nada mas importa dijo...

Hiciste que crea que la magia esta en todas partes...

Besos!

¿Anónima? dijo...

Y al volver aquí, de nuevo, ha sido cómo la primera vez :)

Cómo te echaba de menos, pequeñuela.
Espero darte una sorpresa para cuando llegues ^^

Euforia dijo...

Una magia genial, ya que parece que lo tomas con optimismo :)
Estoy de vuelta!

Besos :)