domingo, 13 de febrero de 2011

Dicen que el peso de una mariposa puede llegar a desestabilizar un universo entero. Me pregunto si la definición de universo se puede aplicar a mi propio cuerpo, si será el aleteo de una mariposa lo que siento ahora en el estómago. Muchas veces me lo pregunto, ¿cómo aguantas las miserias ajenas si en ocasiones apenas tus hombros soportan las propias?

La respiración se me corta a intervalos cortos. Por las noches solamente tengo sueños que se agitan y que recuerdo perfectamente y que sospecho que jamás voy a contar. Estoy en un momento en el que las fechas no tienen sentido, o al menos sólo corren demasiado rápido. Y por qué. Por qué si hace meses precisamente eso es lo que quería, que corrieran los días dejándome sin aliento.

El aliento sí que me falta, pero por motivos distintos a los que pensaba la chica asustada de septiembre y de octubre. La que en noviembre decidió que mejor no pensar en fronteras: si pienso en ellas puedo acabar preguntándome demasiadas cosas. Son rodeos, ahora mismo estoy constantemente dando rodeos, y lo más angustioso es que en estas situaciones hasta las letras se vuelven en mi contra.

Es una cuestión de equilibrio... De su ausencia, de la imposibilidad de uno completo. De pensar que las cosas están bien y ser consciente de que eso no es más que una maravillosa fantasía.

4 comentarios:

Mr. Taylor dijo...

En ocasiones el mundo se tambalea,cae una parte de él y es dificil mantenerse en pie, pero en ocasiones ese mismo tambaleo es el que nos lleva a un lugar mejor con el que no se nos había ocurrido soñar :)

La corona de Edipo dijo...

Tanto tiempo hurgando entre los productos de tu enrevesada mente hace que sienta cierto apuro por mi carencia de suspiros.
Por ello, Soñadora, por hoy sólo diré que pararse a recobrar el aliento es precisamente lo que hace que perdamos el equilibrio. Y es que cambiar no asusta tanto como darse cuenta de ello.
¡Un beso!

Eris dijo...

A veces tenemos que dar numerosos rodeos para encontrar ese lugar en el que nos sentimos bien :) gran actualizacion

Forgotten words dijo...

A veces la vida nos presenta epocas en las que nosotros nos sentimos desorbitados y fuera de lugar, esperando cualqier momento en el que perdamos el equilibrio y terminemos callendo..Solo puedo decirte que aguantes y que le muestres a la vida que puedes con ella, para, respira y mira a tu alredor veras como no estas sola en esto y que tienes a tu alredor muchas muletas por si algun dia ves que flaqueas y no puedes mas dispuestas a sujetarte..te sigo :)