miércoles, 30 de marzo de 2011

No sabía si porque había dormido bien o el agua de la ducha le había sentado como poesía, pero ese día se atrevió por fin a hablarle. Sólo tenía una pregunta que hacerle. Cabezonerías. Fantasías varias.

Sus pasos parecían decididos. Por dentro sonreía. Ella le miró cuando estaba ya muy cerca.

-Oye...

-¿Sí?-. Un aleteo de sus pestañas. Ella, en el fondo, se moría de ganas de cualquier pregunta que viniera de él.

-¿Cómo te llamas?

-Eh... Sara. ¿Por qué?

-Porque estás de suerte. Eres tan bonita que acabo de aprenderme una canción que lleva tu nombre.

http://www.youtube.com/watch?v=E0KEDfPawWs

4 comentarios:

R dijo...

Que gran canción!
Brempita, aunque hace tiempo que no te comento ninguno de los textos, sabes que te sigo leyendo ¿verdad? ^^


Una forma muy interesante para entrarle a una chica, la que reflejas en la entrada :P

Azul dijo...

Creo que si a mi me dice eso y luego me canta a Bob Dylan, me conquista :/

Es una canción encantadora

Anónimo dijo...

"... at the Chelsea Hotel..."

Someday :$

Eris dijo...

Gran canción *O*
...un chico se me acerca y me dice eso y me muero <3 que love todo!

saludos :)