martes, 1 de marzo de 2011

-Somos adultos -me dice-. Podemos acostarnos sin que haya historias de por medio. ¿No? Vamos, que lo tenemos dominado. No hay por qué mezclar elementos innecesarios. Podemos también esconder que en realidad follamos porque nos ansiamos como dos imbéciles que están enamorados en silencio. ¡Porque somos adultos!

2 comentarios:

plinnn... dijo...

Jo...
Un besooooo sin edad :)

Euforia dijo...

Qué raro es ser adulto :) por un lado, no quiero serlo, por otro, es ley de vida. Yo intentaré ser como soy, y hacer lo que me apetezca, sólo porque yo lo decido.
Qué pena que el sexo se utilice a veces tan mal...

Un beso enorme :D