miércoles, 1 de diciembre de 2010

Están en silencio. En un silencio absoluto. Tienen todo el aula para ellos pero, aun así, cada uno ocupa una esquina de la estancia. Las persianas están bajadas, aunque todavía se cuelan un par de rayos del sol frío de noviembre. Se miran intermitentemente, como oteándose las curvas del cuerpo. Como si no conocieran el cuerpo del otro lo suficientemente bien como para dibujarlo con los ojos vendados.

Pero ahora se sienten desconocidos. Después de tanto tiempo, se les cuelan en estos momentos los segundos entre los dedos, como si nunca se hubieran tocado o nunca hubieran soñado con tocarse. La mirada de ella es triste, él apenas abre los ojos. No han llorado, porque ya lo hicieron a solas. Apenas han dicho nada tampoco, porque aún sienten que la magia puede existir y puede guardarse en un tarro de cristal. Sin embargo ambos comprenden que ese momento es demasiado doloroso como para querer guardarlo, y esperan con paciencia el momento de marchar y enfrentarse al otoño por caminos separados.

Ella toma la iniciativa. Se mueve, como por un escalofrío, y se baja de la silla donde estaba sentada. Él, acto seguido, piensa que la esperanza existe y que todo se va a arreglar. Pero ella solloza, y la realidad se rompe en pedazos. Qué agujero negro abriéndose en el pecho, piensan.

-Me tengo que ir-dice ella.
-Lo sé.
-Creo que te he dejado de querer.
-También lo sé...

3 comentarios:

Euforia dijo...

"como si nunca se hubieran tocado o nunca hubieran soñado con tocarse."

Qué triste... quizá estén equivocados. Las dudas hoy en día se han acercado a mi vida, y acabo de publicar algo relacionado con eso... Ya sabes que siempre eres bien recibida.

Un beso enorme :)

Euforia dijo...

He leído las cosas que has escrito aquí que te gustan, y una vez he descubierto que tenemos muchas cosas en común. Sobre todo, me encanta dormir en invierno, cuando hace frío, porque es cuando mejor se descansa, se está tan bien... :)

Un beso muy grande!

plinnn... dijo...

jo! qué triste! me gustaría que no fuese ese el final! aún así, me ha gustado, y te sigo :))) un muássss y muy feliz puenteeee :)))