sábado, 29 de mayo de 2010

Para algunos es una manera de supervivencia y una forma de expresarse, mientras que a otros les pilla de sorpresa y no salen de ella hasta que se rompe. Para todos, no obstante, el juego se quiebra cuando lo besas. Siempre es así.

Hablo de ese tipo de sensación de la sutileza flotando entre dos corazones que se aceleran cuando se aproxima el cuerpo que provoca ese compás. El acercamiento, las manos recorriendo emplazamiento estratégicos: aquellos que fijan la frontera entre llamar a la puerta y atravesarla de golpe. No sé si a los cuarenta años seguirán este tipo de juegos peligrosos, pero puedo asegurar que los abanderados absolutos somos los jóvenes.

Como ayer leyeron, en estos momentos lo que importa es el camino que recorres. La finalidad es importante, pero no marca más que eso, un final; todo lo interesante se teje antes de las manos que se encuentran y dos labios que se buscan por fin de manera directa. Lo que despierta los aleteos del alma más física es la búsqueda indirecta de esos labios, el roce, las miradas, la media sonrisa y los pasos estudiados que deben parecer totalmente naturales. Se desea el encuentro, pero se disfruta el proceso de encontrarse.

Por eso insisto en que el beso tiene que ser, casi seguro, la vuelta a la realidad. Porque allí se acaba el camino y, aunque pueden abrirse nuevas fronteras, los más asiduos a estos juegos prefieren volver a empezar con otras cartas diferentes. Me viene a la cabeza esta reflexión mezclada con los recuerdos de anoche; oficialmente se llama atracción sexual, pero a mí también me gusta llamarlo misterio.

4 comentarios:

Rorschach dijo...

Contando tus escarceos eeh! juego de luces y sombras, de manos y cuerpos enrevesados cual serpiente alrededor de su presa, desatando el instinto animal, que todos tenemos en la cabeza...

Euforia dijo...

Misterio :) me gusta!
tienes razón, es mejor la espera y el acercamiento que la explosión final :)

Me gustan tus reflexiones! se parecen mucho a las mías.

Un beso enorme

Nada mas importa dijo...

Que hermoso!!!!!!!!
Me encanto como describiste cada uno de tus pensamientos!

Besos!

Soñadora Empedernida dijo...

Veo que eres un experto, Rorschach :)