jueves, 7 de junio de 2012

Cuando a los labios acude un Te echo de menos se mezcla la melancolía que esas palabras encierran con la dicha silenciosa de haber sentido algo que te lleve a ese punto vital. El de la añoranza.

Pero quien no echa de menos es imposible que se pueda sentir vivo. Echar de menos implica haber amado o estar haciéndolo aún a distancia. Un matiz positivo en esa frase a veces tan punzante y adversa. Pero no siempre se echa de menos lo que se ha tenido; es lícito también echar de menos lo que se tiene. Y yo la echo de menos a ella.

Porque su presencia balsámica fue la que me salvó en mis inicios madrileños. Ella será siempre mi primera y mi última llamada. Hemos llegado a un punto en el que nos llevamos en la sangre y aunque las horas y los días pasen sin saber nada la una de la otra siempre está el retorno, y siempre están sus brazos si busco refugio. Como siempre le digo, hay veces en las que yo la tengo que querer por las dos, pero espero que ella sea consciente de que eso también ocurre para conmigo.

Cuando llegué a un punto de confusión y tristeza tal que pude sentir que me hundía en el entumecimiento, ella fue mi constante. Siempre es mi constante. Siempre está, siempre estamos, y contamos con la presencia de la otra como una rutina ciega pero regia. Incapaz de ser superada por cualquier otra cosa.

Porque si eso pudiera ser superado... ¿qué quedaría de mí sino mis cenizas vacías? Tú me salvaste, con nuestras horas por Fuenlabrada, por Getafe, por Sol. Tú me has salvado casi siempre. Con tu presencia angelical; ese aura mágica que sólo he conocido en tu espíritu tembloroso pero fiero. Eres el ser humano más especial que he tenido la suerte de conocer. Y, además, para mi fortuna: tú eres mi constante.

5 comentarios:

Yomisma dijo...

Qué envidia, tú, me alegro un montón. Maldita residencia y qué bipolar estoy últimamente con ella.
Y qué bien dicho... no puedo evitar que me encante el concepto de constante, Desmond.

Beccapecca dijo...

¡Hola! Soy nueva en esto de los blogs y me haría mucha ilusión que te pasaras por el mío: http://beccapecca.blogspot.com

¿Me dejas un comentario con tu opinión y me sigues? Yo ya te sigo a ti ;)

MIL GRACIAS :)

Trid dijo...

Eres de lo que no hay :)

Espero que siga habiendo esa rutina, por los viejos y nuevos tiempos.

Soñadora Empedernida dijo...

Al fiiiiiiin lo lees! :)

Trid dijo...

Es que ayer hice cotilleo de blog desde el ordena, con el movil solo me meto al mío xD