martes, 16 de febrero de 2010

Será por eso de ser mujer. Lo de las convulsiones en el pecho coincidentes con la casa vacía durante todo el día. Y la molestia en la sien derecha que te dice que hay dolor, que hay dolor, y que te lo recuerda por si en alguna de esas ocasiones de éxtasis adolescente lo olvidas. Me pregunto si será por ser mujer. O porque soy un ser humano de esos que se equivocan y no son conscientes más que de su propia persona.

2 comentarios:

Nada mas importa dijo...

Me dejaste pensando.

Excelentes palabras.


Besos!

Angela Ochrasy dijo...

Creo, solo creo, que conozco esa sensación. Más que conocerla, conozco a alguien que la siente mucho